Qué es la imagen corporativa

El término imagen corporativa tiene su origen en la percepción que quiero que mi empresa proyecte en el público objetivo o tipo de clientes a los que quiero vender mis productos. Para esto tengo que imaginarme a qué tipo de personas le quiero vender mis productos, o más bien dicho, qué tipo de personas quiero que me compren mis productos. Des esta conclusión tengo que ser capaz de imaginar a mi empresa como si fuera una persona.

Si mi empresa fuese una persona, ¿qué clase de persona sería?, ¿Sería hombre, mujer o niño?, ¿Qué le gustaría hacer en su tiempo libre?, ¿cómo hablaría ?, ¿cómo se vestiría?, ¿qué edad tendría?, ¿cómo sería su personalidad?, ¿cuales serían sus gustos musicales, de comida, etc?

Una vez que tengamos respuestas claras a esas preguntas entonces podremos tener un perfil para saber hacia dónde apuntar nuestra creatividad con un concepto central creativo que nos ilumine el camino para encontrar los colores que se adapten a esa personalidad, la tipografía que la refleje y el logotipo que la identifique.

A la combinación de todos estos elementos gráficos se le denomina Imagen Corporativa, vale decir,  la aplicación del logo con sus respectivos colores y tipografía en diversos tipos de piezas gráficas ya sea tarjetas de presentación, hojas de carta, carpetas, uniformes, letreros, etc; se les conoce entonces como imagen corporativa. Sin embargo existen también otros elementos que contribuyen a esta imagen corporativa pero que lo hacen de una forma más abstracta; como por ejemplo la forma de pensar o cultura que impera en esa empresa respecto a la preocupación de la atención al cliente. O también pueden ser las políticas con respecto a sus proveedores.

Todas estas características adicionales se van sumando a lo que se conoce como el “alma” de la empresa y forma parte también de la imagen que la empresa proyecta al mundo. Por lo tanto debemos tener mucho cuidado de ser coherentes al momento de querer proyectar en nuestro logo una imagen cercana con el medio ambiente, si por otra parte se sabe abiertamente que tiramos los desechos industriales de manera ilegal.

La imagen corporativa, o también conocida como “identidad corporativa” en un todo, que no se compone únicamente de los elementos gráficos con que la empresa se presenta públicamente,sino que también está formada por sus políticas internas y externas, las cuales son también un reflejo que muchas veces tiene más impacto positivo o negativo que un buen logotipo.